OTRO `NO´ A LA BANDA NAZARENA

  • Tanto hemos avanzado que a día de hoy las bandas de Dos Hermanas aún no han sido tratadas como verdadero patrimonio cultural.
  • Promesas que se transforman en dardos y que debilitan la paciencia de los que tras décadas de música son tratados como cualquier charanga.


Tribuna Libre/Manuel Varela 

IMG_4789

Como promesa de año nuevo, ayuda a la banda nazarena. No se preocupen, ellas pueden solas. No es digno de una ciudad con tal nobleza ceder ningún tipo de ayuda, esa que pueda sustentar vitalmente a una agrupación durante todo un año; eso es impropio, ¡arreglemos nuestros parques y jardines!

Era previsible otro pacto con la mentira, palabras que se lleva el viento, otro “sí pero no”. A día de hoy son cinco de las seis bandas locales las que no reciben ningún tipo de subvención. 50.500 euros destinados a la Semana Santa nazarena, de los cuales 34.000 recaen en la Banda Municipal “Santa Ana” de Dos Hermanas, claro ejemplo de la categoría artística que hay en nuestra ciudad y a lo que podrían aspirar el resto de contar con la mitad de esa subvención. El problema reside en la siguiente cuestión: ¿Por que una tanto y otras simplemente nada? ¿Abandono? ¿Desigualdad? ¿Reparto? ¿Incremento?




46 años ya de la fundación de la Agrupación Musical Nuestra Señora de la Estrella, 29 de la de Presentación al Pueblo, 15 años de la Banda de las Tres Caídas, 13 de la fundación de la Agrupación Musical Nuestra Señora de Valme, y finalmente 3 años de la Banda Entre Azahares. ¿Como sobrevive una banda? Patrimonios históricos que ya separecieron por distintas causas, entre otras la falta de ingresos y presupuesto. Comedero de cabeza, como si de una familia cualquiera se tratase, sal ahí a fuera y búscate la vida, que para aplaudir luego estaremos nosotros los primeros.

Hace unos meses todos daban por fin la noticia, esos mismos que a las pocas semanas sabían que todo iba a seguir según el itinerario previsto. Campañas electorales, foto, un `sí´ a la banda nazarena, votos por aquí, votos por allá, volvemos a los plenos, cumpliremos la promesa, dónde dije digo digo Diego. “Sólo habrá subvenciones para las asociaciones culturales inscritas en el registro local”, en el cual no se encuentra inguna banda, claro; “sólo se les dará dicha subvención si cumplen con los requisitos necesarios”.

Más de 600 personas, noche tras noche, concierto tras concierto, contrato tras contrato, luciendo el nombre de una ciudad por toda España sólo por el hecho de haber tenido la suerte de que todas y cada una de ellas se fundaran en dicho territorio. Mientras tanto ahí continúan, siendo un referente a nivel nacional, entre las más grande, pese a que las otras sí reciben esa ayuda que a la mayoría de aquí les falta.

No sé hasta donde llegaremos, si será consecuencia de una futura tragedia artística, lo que estoy seguro es que ella puede con todo, como lleva aguantando casi medio siglo, caminando en silencio en ese mar de sancadillas. Aguantará como ella sólo aguanta, resistirá como ella sólo resiste, seguirá siendo muestra de orgullo, pese a que no puede, o no le dejan, pegar un salto definitivo. Ella ha avanzado, ya no es lo que era, se instruyó en las más altas escuelas, se profesionalizó e institucionalizó, ya no es una niña. Marcó tendencia, creó varios estilos que ha día de hoy son referentes, llenó a Dos Hermanas con su música. Ya llegó la hora del “SÍ” a la banda nazarena.

Comments

comments