Historia de la jardineria y jardines históricos en Dos Hermanas.

Estrenamos Especial Dominical con «Los jardines de Dos Hermanas» de Miguel Ángel Maya.

18820_964685740243137_7993920944157818051_n

Gracias a las plantas y el oxigeno que fabrican, los seres humanos podemos vivir. Sin  ellas, nuestra existencia en el planeta hubiera sido imposible. Si eso fuera poco, además, nos sirven de alimento, la segunda necesidad básica de nuestra especie. Pero no queda ahí la cosa, de ellas somos capaces de obtener tejidos,  medicinas, madera, leña, carbón, aceites y cientos de productos más.




También ha sido su cultivo como ornamento objeto de interés por el hombre desde sus mas remota existencia, como así lo reflejan los muy diversos testimonios que corroboran que la idea de jardín se poseía ya en la antigua cultura egipcia, concretamente hace 4.650 años, ya que el cultivo agrícola se data con anterioridad.

Según las distintas civilizaciones podemos hablar de estilos de jardinería, ya que cada una tuvo sus peculiaridades, así, además de jardín egipcio, podemos hablar de jardín mesopotámico, al otro lado del Nilo, con los jardines colgantes de Babilonia y sus pioneros sistemas de riegos. Jardín griego, exhuberante y con cultivos avanzados de plantas medicinales, jardín medieval en el que se usaban mucho los laberintos con setos, jardín árabe, con el uso del agua como elemento esencial ,jardín francés basado en la arquitectura y jardín inglés, imitando la naturaleza, son solo algunos de los estilos de jardín que representan como el uso de las plantas como ornamento han acompañado a la humanidad a lo largo de los siglos.

17903745_1336069653139266_2375387665661150425_n

Por lo tanto, podemos decir que la jardinería, entendida como arte, tiene su propia historia, y la mejor manera de estudiarla es acudiendo  los lugares donde se ha manifestado y que hoy en día siguen siendo un fiel reflejo del paso del tiempo, el jardín histórico.

«Un jardín histórico es una composición arquitectónica y vegetal que, desde el punto de vista de la historia o del arte, tiene un interés público». Como tal, está considerado  como un monumento.”

«El jardín histórico es una composición de arquitectura cuyo material es esencialmente vegetal y, por lo tanto, vivo, perecedero y renovable».

Estas palabras forman parte de un documento aprobado  por la UNESCO (Carta de Florencia, 1982)  en el que se define que es un jardín histórico. Por tanto, y a diferencia del resto de edificios y construcciones que forman parte del patrimonio histórico y cultural, en un jardín histórico nos encontramos con zonas vivas, en constante evolución, que siguen las reglas del crecimiento natural y la sucesión de las estaciones. Un pórtico, una torre, un campanario o un simple muro de los que forman parte de nuestros edificios mas antiguos y emblemáticos son elementos que permanecen intactos e inalterables (salvo cuando se acometen las necesarias restauraciones), sin embargo, la evolución de la vegetación a lo largo del año hace el conjunto del edificio se convierta en algo con vida y es lo que caracteriza de manera especial determinada fecha o momento: la existencia o no de hojas en los árboles, la presencia de flores, mariposas o pájaros atraídos pos éstas. etc,,,

11218939_964685503576494_6093752685018509006_n

Un jardín histórico es un punto de encuentro entre el patrimonio natural y el patrimonio cultural, ya que las zonas verdes de los edificios catalogados como monumentos o de interés forman parte de ellos, siendo en muchas ocasiones lo que más carácter les da o parte indispensable de los mismos.

Por suerte en Dos Hermanas disponemos de muchas zonas verdes, parques y jardines, tanto públicos como privados, que poseen un carácter histórico, sobre todo las conocidas como haciendas y villas. En algunos de esos lugares, símbolos del pasado, el jardín ha desempeñado por un lado una función ornamental y por otra la de escenario de las vidas de nuestros antepasados.

Es en el siglo XVI cuando se crea  la primera zona verde pública de Dos Hermanas tal y como las concebimos hoy en día, un espacio destinado al uso y disfrute de los vecinos, en las cuales  las plantas toman el papel protagonista y cuya presencia es la que convierte, define o transforma el lugar como jardín.

image001

Hasta llegar el mencionado siglo la zona verde era parte integrante  y fundamental de la mayoría de las conocidas como villas, haciendas y alquerías, que desde su diseño inicial contaban con jardines y zonas de esparcimiento para sus habitantes.

Comments

comments