148 mujeres con cáncer de mama tratadas con la micropigmentación areolar en el Virgen de Valme

Las usuarias han destacado su “notable valor por aportar beneficios terapéuticos para el bienestar físico y psicológico de las mujeres mastectomizadas”.

Desde que hace un año la Unidad de Patología Mamaria del Hospital Universitario Virgen de Valme asumiera la coordinación de una nueva prestación pública en la cartera de servicios sanitaria sevillana (la micropigmentación areolar), ya se han beneficiado un total de 148 mujeres afectadas de cáncer de mama en la provincia de Sevilla.

Quien es Quien Disfraces

En el abordaje clínico de este tumor (el más frecuente en la mujer y la primera causa de muerte por cáncer en el sexo femenino), la mastectomía configura una de las opciones para extirpar el tumor maligno y es entonces cuando la micropigmentación se convierte en el peldaño final de la reconstrucción del pecho afectado. Redibujando la areola y el pezón perdidos por la enfermedad, se completa en aquellas mujeres que lo deseen la reconstrucción mamaria, aportando el aumento de su autoestima y una mejora de la calidad de vida mediante la recuperación de la imagen corporal.

El Hospital Universitario de Valme coordina este servicio sanitario que da cobertura a las mujeres afectadas de la provincia a través de una colaboración intercentros. Es, por tanto, un proyecto complejo dada la necesaria coordinación de numerosos profesionales correspondientes a diversas especialidades y, además, desempeñando su trabajo en diferentes centros sanitarios.

El circuito asistencial se inicia tras la cirugía oncológica y con la valoración, por parte de la unidad de gestión clínica de Cirugía Plástica del Hospital Virgen del Rocío, sobre la pertinencia de la aplicación de esta técnica en consonancia con la recuperación de la zona intervenida. Una vez valorada positivamente a la paciente, es derivada a la Unidad de Atención a la Ciudadanía del Hospital Universitario de Valme y desde aquí son encauzadas a la consulta de Micropigmentación instalada en el Hospital El Tomillar.

El tatuaje terapéutico es un procedimiento clínico no agresivo, sobre una piel muy especial, que requiere de cierto seguimiento. Frente al tatuaje habitual, se hace con anestesia local y a menor profundidad en la piel, empleando pigmentos orgánicos basados en tonos marrones y rojizos que imitan el color de las areolas y buscan un resultado armónico con la piel de la paciente.

Mercedes Molguero es la enfermera experta en Micropigmentación Reparadora Oncológica que en el Hospital El Tomillar se encarga de llevar a cabo esta técnica. A través de su trabajo de práctica enfermera avanzada hace posible la reparación de las secuelas estéticas de los tratamientos oncológicos. Según ella, lo más positivo de este abordaje es que “las pacientes ganan en autoestima y seguridad y, además, sienten que cierran una etapa dolorosa”.

La actividad de la consulta de Micropigmentación de areola y pezón es de doce procedimientos semanales, entre pacientes nuevas y revisiones. Para ello, hay establecidas dos consultas semanales. En ellas se hace una primera valoración de la paciente para programar dos sesiones donde llevar a cabo la micropigmentación y posteriormente una última consulta de revisión. A lo largo del año transcurrido de funcionamiento de esta nueva prestación sanitaria, un total de 85 mujeres han visto completado el proceso de micropigmentación mamaria; mientras que otras 34 ya han asistido a la primera sesión de este tatuaje terapéutico, otras 18 han asistido a dos sesiones de este proceso y otras 11 mujeres ya han pasado por un primer control y valoración.

Pajarería-Semillería Albano

Al respecto, las usuarias manifiestan su satisfacción por la disponibilidad de este servicio clínico, destacando su “notable valor por aportar beneficios terapéuticos para el bienestar físico y psicológico de las mujeres mastectomizadas, facilitando mayor estabilidad emocional y permitiendo enfrentarse de una forma más positiva a la enfermedad”.

Comments

comments