Sesenta detenidos por contratación fraudulenta de líneas de móvil en Dos Hermanas

La Policía ha incautado diversa documentación, 103 teléfonos móviles y ocho tarjetas SIM, tres tablets y un televisor Smart Tv.

Según informa Europa Press, la Policía Nacional ha desarticulado en Dos Hermanas (Sevilla) una organización criminal que supuestamente se dedicaba a la contratación fraudulenta de líneas de teléfono móvil y ha detenido por ello a un total de 61 personas.

DML Sport

La investigación se inició hace más de un año a raíz de una denuncia en la que un vecino de la localidad denunciaba que una línea móvil, otra de fibra óptica, un teléfono y un televisor Smart TV habían sido contratadas por terceros a su nombre.

Durante las diligencias de investigación, según ha informado la Policía en un comunicado, los agentes comprobaron que esta víctima no era un caso aislado al localizar hasta un total de 125 contrataciones fraudulentas y 70 afectados en toda España. Los casos de estas personas les permitieron localizar e identificar a los ahora detenidos, un grupo criminal supuestamente dedicado a la contratación fraudulenta de líneas de telefonía móvil con diversas compañías.

El operativo se ha desarrollado en varias etapas a lo largo de un año, con duración de tres días en su fase final durante los cuales se realizaron varias inspecciones en locutorios y establecimientos de venta de telefonía.

Así las cosas, la actuación policial ha culminado con la intervención de diversa documentación, 103 teléfonos móviles y ocho tarjetas SIM, tres tablets y un televisor Smart Tv, la detención de las ya mencionadas 61 personas y la apertura de investigación sobre otras 20.

A los arrestados se les acusa de presuntos delitos de estafa, usurpación de identidad, falsedad documental, receptación, defraudación del fluido eléctrico, delitos contra la hacienda pública y la seguridad social, intrusismo profesional y pertenencia a grupo criminal.

Según ha detallado la Policía, el primer paso del grupo para lograr la información necesaria para realizar los contratos fraudulentos era la obtención de bases de datos públicas en las que aparecía el nombre, apellidos y DNI de las víctimas, como por ejemplo las listas de exámenes oficiales o mediante funcionarios públicos y ayudas sociales, entre otras formas.

Posteriormente, obtenía documentación falsificada gracias a diferentes peristas “que hacen de los robos y hurtos su medio de vida” y que se la vendía. De esta forma y a través de contactos en Perú, la organización realizaba algunas de las contrataciones desde un centro de atención de llamadas de ese país, un hecho que para los agentes “da una idea de la magnitud del grupo criminal”. El segundo paso era la captación de vecinos de la localidad de Dos Hermanas de las barriadas de la Moneda y Los Potros, dispuestos a hacerse pasar por los contratantes y dar así de alta internet en sus propios domicilios, bien de forma gratuita o por un precio muy reducido para recoger los teléfonos, tablets, tarjetas SIM y televisores asociados a dichas líneas y entregarlos a los líderes de la organización.

Ya en su poder los terminales y tarjetas, el grupo utilizaba tiendas de telefonía móvil al por menor y locutorios para su venta, dando apariencia de legalidad, ya que vendían estos productos sin desprecintar.

Pajarería-Semillería Albano

La Policía ha apuntado que la organización criminal se ha valido para desarrollar este ‘modus operandi’ de repartidores de empresas de mensajería, instaladores de internet y responsables de tiendas de móviles, además de los peristas de quienes conseguían la información y vecinos implicados de Dos Hermanas.

Comments

comments