Podemos DH considera que el caso de Julia Mena no tiene “connotación machista”

“Si hubiéramos detectado un atisbo de machismo, lo hubiéramos expulsado de inmediato”.

Podemos DH ha querido salir al paso de la noticia publicada ayer por este medio referente a la dimisión de la número dos de la lista para las elecciones municipales, Julia Jiménez Mena, que dimitió tras “discrepancias” con el partido, al entender que éste no había actuado con contundencia en un supuesto caso de acoso de un compañero.

Farfan Asesores

Podemos DH ha querido aclarar que lo publicado por este medio, que recogía la carta de dimisión de Julia, contiene informaciones “inexactas o falsas” en las que «se obvian las iniciativas realizadas por los miembros del CCM y otros compañeros y compañeras de PODEMOS Dos Hermanas que han intervenido desde el primer momento para intentar solucionar este problema», añadiendo que «los hechos relatados se contextualizan en una discusión entre compañeros, donde no hay un acuerdo sobre un tema concreto, una discusión que a medida que va avanzando, existe una subida de tono, que en un principio se produce en un grupo de whatsapp y que luego continuó en un chat privado».

En este sentido, Podemos DH manifiesta que «el acoso al que se refiere la compañera, se define como una insistencia en el tiempo por parte del compañero en el envío reiterativo de mensajes, sin que supuestamente, la compañera respondiera a estos», y recalca que «esta actitud reiterativa, en mandar mensajes vía whatsapp a la compañera es reprobable por su insistencia, pero analizando el contenido de éstos, aunque siendo poco agradables, no consideramos que tuvieran una connotación MACHISTA como así la compañera quiere enfatizar», punto en el que destacan que «si hubiésemos detectado un mínimo atisbo de machismo en sus comentarios (al menos en los que hemos podido leer), habría sido propuesto para su expulsión de inmediato».

De esta manera, explica que esta actitud es «reprochable», y «desde el mismo momento en que tenemos conocimiento de ello, se insta al compañero a pedir disculpas a la compañera, dejándole taxativamente claro, que ese comportamiento de falta de empatía y respeto no son tolerables en PODEMOS Dos Hermanas», pero «el compañero por voluntad propia, decide abandonar todos los grupos de whatsapp y dejar de participar en nuestra organización».

Por otro lado, Podemos recalca que «desde el primer momento, el CCM de PODEMOS Dos Hermanas (al que pertenecía la compañera) ha intentado mediar y solucionar este asunto. Y para ello, hemos instado a la compañera a sentarse y reunirse con los demás integrantes del CCM para tomar una decisión consensuada», añadiendo que «como órgano colegiado de PODEMOS Dos Hermanas, se planteó una primera reunión de urgencia al día siguiente, pero la compañera ha rechazado y rehusado acudir a todas las reuniones, y jamás ha dado la oportunidad de hablar con ella de forma presencial de este asunto, algo que indica una la falta de voluntad por su parte para solucionar el conflicto».

sufondos.es

En este sentido, manifiestan que «tras varios intentos sin éxito de reunirnos con la compañera, le invitamos a asistir como parte afectada al pasado EMU (21/02/19), al que tampoco asiste», punto en el que manifiestan que «PODEMOS Dos Hermanas está dotado de una estructura organizativa, el Espacio Municipal Unificado (EMU), que consta de dos partes; el CCM y el Plenario, y son en estos espacios, donde se deben resolver los problemas de cualquier índole interna que surja en nuestra organización», por lo que » en ningún caso, va a debatir o dirimir cuestiones internas fuera de estos espacios oficiales», y «no vamos a utilizar whatsapp, Facebook o cualquier otra red, para solucionar problemas de índole interna. Si algún inscrito o militante desea plantear cualquier tipo de problema dentro de la organización solo tiene que solicitarlo».

La formación morada concluye su comunicado afirmando que «no vamos a entrar en ningún debate en Redes Sociales» y así «queremos dejar claro que, si hubiésemos considerado que en una discusión acalorada y desafortunada en ámbito privado, hubiese habido una actitud machista e impropia, hubiésemos propuesto desde el primer minuto como CCM, la intervención de la Comisión de Garantías Democráticas para solucionar este conflicto y que, a cualquier compañero que tuviera una actitud que se saltara el Código Ético de PODEMOS, hubiesen tomado las decisiones sancionadoras oportunas», lamentando que «la ya ex-compañera Julia, quiera llevar este asunto personal a un caso de machismo, cuando no lo es».

Por su parte, ante la situación denunciada por Julia Jiménez Mena, el Colectivo Violeta DH ha mostrado en un comunicado su «repulsa e indignación por la ausencia de solidez y contundencia ante un caso claramente machista», ya que considera que «ni en la política ni en ningún sitio, puede tener cabida el machismo, y las organizaciones deben ser consecuentes y no mirar hacia otro lado ante un gravísimo caso como es el acoso».

Según el colectivo, «las organizaciones deben dejar de lado los intereses propios y primar la empatía, la compresión, y encontrar una sanción dura al acosador», añadiendo que «situaciones como estas son un claro reflejo de la sociedad patriarcal en la que vivimos y son las organizaciones las que deben dar ejemplo para luchar de raíz contra el machismo que nos acecha, y que no deja a las mujeres vivir en libertad».

Comments

comments