Le diagnostican apendicitis en el Hospital de Valme y luego tenía cáncer

El juez condena al SAS a pagarle 20.000 euros porque el hospital tardó dos meses en identificar la patología que una privada acertó en uno.

Según informa ABC de Sevilla, una mujer será indemnizada con 20.000 euros por el error de diagnóstico que sufrió en el Hospital Virgen de Valme de Sevilla. Primero le dijeron que tenía apendicitis y después, tras dos meses de numerosas pruebas, concluyeron que tenía un cáncer que sí habían identificado en una clínica privada en menos de un mes. Un juzgado de lo Contencioso Administrativo de Sevilla acepta parcialmente su demanda y determina que sea indemnizada por daños morales.

sufondos.es

Todo comenzó el 16 de mayo de 2012, cuando la señora acudió a urgencias del Hospital Virgen del Valme por dolor en la fosa iliaca (la zona de las vísceras pélvicas) desde hacía mes y medio. Le dieron el alta con diagnóstico de síndrome diarreico y dolor abdominal, una molestia que prosiguió durante las semanas posteriores.

Después acudió dos veces más, en junio de 2012, sin que le practicaran estudios de imagen. Luego el 22 de junio fue de nuevo con un estudio ecográfico privado en el que apreciaba «una masa en la zona iliaca sugestiva de ser una neoplasia». Sólo entonces le recomendaron otra prueba específica y le hicieron radiografía de tórax y analítica. El resultado fue que «en región anexo al derecho se aprecian al menos dos formaciones quísticas».

Días después ingresó en cirugía por posible apendicitis pero, hasta cuatro días más tarde no se le hizo prueba alguna para confirmar ese diagnóstico. Le hicieron una colonoscopia sin más hallazgo que una «comprensión extrínseca al recto». Tras una consulta a ginecología y una exploración llegaron a la conclusión de que el tumor era extragenital. A pesar de que existía un diagnóstico de sospecha de apendicitis desde el 22 de junio, el 2 de julio aún seguían sin intervenirla. Ese día le realizaron otro estudio que corroboró la masa tumoral y dos días después otra prueba que valoraba la posibilidad de neoplasia. No obstante los médicos dijeron que lo más probable era «una apendicitis perforada que ha dejado pseudodivertículos».

Siguieron haciéndole pruebas hasta que el día 19 de julio, «dado el continuo deterioro de salud de la paciente» y sin diagnóstico en firme, se le realizó una intervención quirúrgica en la que se le extirpó parte del colon y el intestino delgado. Las muestras de anatomía patológica confirmaron un «adenocarcinoma con áreas de diferenciación sarcomatosa». Luego, nuevos análisis dieron como resultado que la vejiga estaba infiltrada por un «un tipo de cáncer que evoluciona con gran rapidez».

Con todo, el 3 de agosto le extirparon parte de la vejiga. Pero como la infección persistía, el 21 de agosto volvieron a operar, extirpándole parte del colon, de la vejiga y del intestino delgado, y el útero. El juzgado concluye que el error diagnóstico «aparece con claridad» y que aunque la administración argumentara que la actuación fue correcta, el cuadro sí pudo ser diagnosticado en una clínica privada.

DML Sport

El SAS alegó que «el cuadro patológico era de gran complejidad diagnóstica». El juez recalca que existió «insuficiencia de medios con la consiguiente pérdida de oportunidad por parte del paciente ya que, de no haber acudido a un centro privado, se ignora cuánto tiempo hubiera tardado en alcanzar el diagnóstico». Y que la paciente cree que, de haber sido diagnosticada antes, su evolución hubiera sido más favorable. El juzgado destaca la «zozobra» de la paciente hasta alcanzar el diagnóstico certero. Pero cree que, pese al retraso, la asistencia final fue adecuada y un diagnóstico más rápido no hubiera impedido la evolución del cáncer. Por tanto sólo será indemnizada por daños morales. En este sentido, se recuerda el sufrimiento psíquico que supuso un mes acudiendo a urgencias y otro en el hospital en continuo estado de deterioro físico y creyendo que su afección era una apendicitis para después diagnosticarle un cáncer. La sentencia se puede recurrir.


Comments

comments