«La juventud da un golpe en la mesa», Tribuna Libre de Inma del Pino

«Ha llegado el momento de construir una sociedad feminista, sí feminista, en la que la IGUALDAD sea la norma y lo normal, en el que todos, todas y todos podamos alcanzar aquello que añoramos sin sentirnos en desventaja».

Hace tan solo unos días, apenas suficiente para madurar en frío lo que ha supuesto, miles de jóvenes, en muchos casos muy jóvenes, llenaron nuestras calles en dos jornadas históricas llamándonos la atención a la población adulta de la mejor manera posible, con VERDADES.

sufondos.es

Me costó entender en un primer instante lo transcendente del momento que estábamos viviendo, apenas me dejé llevar por la ola de esperanza que se abría camino ante mis ojos, una ola que ha hecho tambalear nuestras consciencias dormidas.

Les hemos tachado durante años de inmovilistas, de no tener conciencia política ni social, de pasar de todo, incluso les llamamos NINIS a una generación completa, les hemos culpado de su abstención en los procesos electorales, pero no hemos sido capaces, ni lo más mínimo, de hacer autocrítica sobre el porqué de esta situación.

Hemos pecado de creer que la edad y veteranía es un rango despreciando, mediante la falta de interés, sus inquietudes. Hemos hablado de su futuro y sus necesidades sin apenas contar con ellos y ellas, no hemos alcanzado a ver más allá de nuestro propio futuro para observar cómo será el de las generaciones más jóvenes, el de los niños y niñas que hoy nos reclaman cambios reales para poder tener una vida digna.

Ha llegado el momento, SU momento, el instante preciso en el que de una vez escuchemos lo que nos tienen que decir, y sobre todo que olvidemos los intereses partidistas, los intereses electoralistas, los intereses de nuestra vida adulta, para ofrecerles POSIBILIDADES, para dejarles abierto un camino sobre el que poder caminar con seguridad y libertad.

Ha llegado el momento de construir una sociedad feminista, sí feminista, en la que la IGUALDAD sea la norma y lo normal, en el que todos, todas y todos podamos alcanzar aquello que añoramos sin sentirnos en desventaja, sin vivir desigualdades, solo mostrando nuestro esfuerzo, tolerancia, empatía y ganas por mejorar nuestra sociedad. Una sociedad amable con las personas, vengan de donde vengan, vayan a donde vayan, porque todas ellas, todas nosotras, somos iguales y habitamos un mismo mundo.

Pero también ha llegado el momento de mirar atentamente que estamos haciendo para CUIDAR y PORTEGER nuestra casa, nuestro PLANETA. Porque es dramático ver cómo ha tenido que ser una joven de tan solo 15 años la que haya sido capaz de movilizar a la población para decirnos que deberíamos “tener miedo” ante lo que hemos permitido que suceda. Basta ya de superponer la riqueza y los grandes negocios ante la reducción de la contaminación y el cuidado del medio ambiente. El futuro está en PELIGRO y ya vamos tarde para cambiarlo.

DML Sport

En definitiva, ahora, días después de que nos hayan puesto la cara colorada, y con toda la razón del mundo, ¿qué estamos dispuestas a hacer? Empecemos por escuchar atentamente, analizar en qué nos estamos equivocando, buscar soluciones reales a corto, medio y largo plazo, y, sobre todo, contar con la JUVENTUD, porque de inmovilistas y pasotas no tienen nada, y lo han demostrado de sobra este tremendo mes de marzo.

Inma del Pino Fernández

Comments

comments