Como reírse de un pueblo y que no pase nada

Ya pasaron las elecciones, obras apresuradas, incluso alguna promesa ya no lo es tanto. El equipo de gobierno no solo prorroga un año mas el lamentable servicio de autobuses, ademas sube el precio.

Dicen que los políticos mienten más que hablan, no estoy muy seguro de que pueda ser así. Lo que sí es seguro, es que si un pueblo cae en las mentiras de un gobernante y lo vuelve a elegir, la culpa es del pueblo.

Dos Hermanas eligió a su alcalde, con una mayoría aplastante (incluso mayor) que en 2015. Habría que analizar los motivos y causas de estos resultados (control férreo de medios de comunicación y generadores de opinión, extensa red clientelar que depende del puesto de trabajo del Ayuntamiento, escasa participación, baja integración de los nuevos vecinos, perfil bajo de la oposición…) aún así y con todo ello, el PSOE no para de mentir, ni que les hiciera falta.

De las promesas de las Elecciones de 2015, apenas si se ha cumplido alguna, y otro puñado está en fase primaria de ejecución. Cuando ya se ha prometido en la campaña de 2019 una nueva ristra de promesas electorales. La primera estocada, el paupérrimo servicio de transportes urbanos que tiene Dos Hermanas. Además de insuficiente es malo en cuanto a calidad. Coches sin aire acondicionado, con goteras en invierno, sin rampas para personas con discapacidad, que llegan muy tarde, o simplemente no llegan, dejando tirados a estudiantes, trabajadores…

Olvidada ya la promesa allá por 2011 del ansiado Metro, en vísperas de las Elecciones, el Delegado de Movilidad prometía un nuevo pliego de autobuses urbanos “a la altura de una ciudad como Dos Hermanas”. Conseguida la mayoría absoluta, la primera noticia es la subida del precio del ticket y la retirada de algunos descuentos, la siguiente noticia es una nueva prórroga de un año (segunda consecutiva) por falta de tiempo en realizar dicho pliego, -el Rocío se ha hecho muy largo, ¿verdad Señor Delegado de Movilidad?- Como decía, es la manera de como reírse de un pueblo, en tan solo tres pasos.

Comments

comments