La mamá de la pequeña con autismo agradece las muestras de apoyo recibidas en una emotiva carta

«He decidido escribir esta carta para dar gracias de corazón a todas las personas, medios de comunicación y demás que se han preocupado por este asunto tan desagradable para nosotros y por todo el apoyo recibido».

En el día de hoy, este medio se ha hecho eco de la emotiva carta publicada por la mamá de la niña con autismo del CEIP Cervantes, en la que agradece todas las muestras de apoyo recibidas en los últimos días. Esta carta dice lo siguiente:

sufondos.es

«He decidido escribir esta carta, principalmente, para dar gracias de corazón a todas las personas, medios de comunicación y demás que se han preocupado por este asunto tan desagradable para nosotros y por todo el apoyo recibido que ha sido muchísimo, inimaginable.

Aprovecho para recalcar una cosa muy importante. Gracias a dios éstos son casos aislados; hay maravillosos profesionales que dedican su vida a enseñar, motivar y hacer crecer a estos niños, bajo presión, bajo pocos recursos, bajo mucha incomprensión… y a ellos también les doy gracias.
Como bien expongo en mi escrito de Facebook que se ha publicado, los colegios deben de ser lugares, donde mínimo, cuando dejemos a nuestros hijos, estemos tranquilos y sepamos que van a estar atendidos y valorados. Creo que la etapa escolar es la más dura para nosotros. Nos encontramos a diario con pocas horas de pedagogía y logopedia, hay colegios que carecen de monitores y padres que tienen que dejar de trabajar para poder atenderlos si los llaman, no tenemos enfermeras y estamos en nuestro caso siempre con miedo de que haya una llamada de que a nuestra hija le ha dado un ataque epiléptico. 

Necesitamos coordinación entre profesionales, profesores fijos y cualificados para que nuestros hijos no sufran tantos cambios, orientadores que se pongan en el lugar de los padres, repeticiones de curso o cambios de modalidad donde se tome en cuenta a los padres, porque son unos cambios muy fuertes a los que muchos de nosotros no estamos preparados, con periodos de adaptación para no cortar de raíz los vínculos de nuestros hijos con sus compañeros, una integración digna, la cual mi hija nunca tuvo,programas de patio reales donde nuestros hijos se sientan uno más, donde se les enseñe a jugar, a relacionarse con iguales. Todo ésto solo se puede conseguir con dos aspectosfundamentales: VOCACIÓN Y FORMACIÓN.

Respecto a éste episodio tan desagradable me gustaría apuntar y aclarar algunas cosas:
– Mi intención cuando decidí meter la grabadora en la mochila de mi hija no fue otra que ver qué ocurría en el día a día que le desencadenase ese tipo de conductas, que cualquiera que la conozca, sabe que jamás fueron propias de ella. Nunca pensé encontrarme que era producto de mofa, junto con nosotros, de «profesionales» las cuales incluso una de ellas considerábamos amiga. Yo fui la primera sorprendida.Entras en shock y no te lo quieres creer. Empieza toda la habitación a darte vueltas y solo sabes pedir perdón a tu hija. Muchas veces lo intento explicar: «una cosa es saber que tú no eres culpable, y otra cosa es sentirte culpable».
– Los niños y personas con Trastorno del Espectro Autista y Trastorno Específico del Lenguaje sienten y comprenden. Mi hija es independiente, lo que más le cuesta es expresarse,  pero comprendía cada grito y cada insulto.
– Me gustaría dejar claro que en ese colegio, Cervantes de Dos Hermanas, hay muy buenos profesionales. Yo también trabajo con niños, curiosamente tengo un centro de estudios donde la base del aprendizaje es la motivación hacia el alumno, y tengo muy claro que los colegios solo son paredes. Los hacen mejor y peor las personas que están dentro. Y por eso voy a seguir luchando, para que nunca, ninguna madre tenga ni sienta la necesidad de volver a meter una grabadora en la mochila de su hijo.

Valeria a día de hoy es muy feliz. La quiere muchísima gente y ahora, todavía más. Ha sido capaz, sin poder hablar de ser «buque insignia» de muchos niños a partir de ahora, y su mamá está muy orgullosa de ella. Hay que luchar porque no tengan que ser los niños los que se cambien de centro cuando estas cosas ocurren. Ella ha tenido que cambiar hasta de modalidad para poder trabajarle aspectos que nunca consiguió, hoy en día ya sé por qué. Espero que pueda volver a mi ansiada idea de integración e inclusión, pero cuando ésta sea real.

Gracias de corazón a todos y cada uno de vosotros. A los medios por haber respetado nuestra imagen y deseo de privacidad y haber dado voz a niños que no la tienen. Por supuesto a Antonio Guerrero, cuya Fundación nos ha ayudado desinteresadamente desde el primer minuto y ha sido el mejor portavoz que mi hija y sus compañeros han podido tener. Gracias a Javier Jaénes, magnífico abogado y mejor persona si cabe, a ayudarnos en nuestra lucha.

Gracias a todos nuestros familiares y amigos por cogernos de la mano y no dejarnos caer.

Y gracias a mi hija por demostrarme de lo que es capaz cada día, y en esta ocasión, darme fuerzas para seguir luchando por la diversidad funcional, tanto como profesional como madre.

Ahora os pido cautela hasta que se publiquen las medidas y tranquilidad para poder pasar página, que de verdad, lo necesitamos.

Papelería Los Pirralos

Un abrazo para todos».

Comments

comments