Nueve detenidos en Dos Hermanas de una banda internacional de tráfico de marihuana

La Guardia Civil y la Policía Nacional han incautado armas de fuego, vehículos, joyas y gran cantidad de dinero en efectivo

imagen de la operación

Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, en el marco de una operación conjunta denominada ‘Florapurda’, han detenido a dieciséis personas de diversas nacionalidades –con nueve detenciones en la provincia de Sevilla– y han incautado diversas cantidades de marihuana y de dinero en metálico, así como armas de fuego dispuestas para su uso y varios vehículos de alta gama, según informan en un comunicado conjunto.

La Almazara - Salón de Celebraciones

Esta operación ha sido llevada por los equipos de Delincuencia Organizada de la Policía Judicial (EDOA) de las Comandancias de la Guardia Civil de Girona y Sevilla y por el Grupo 2º de la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de la Policía Nacional de Dos Hermanas (Sevilla) y la investigación se inició en septiembre de 2017. En este sentido, ambos cuerpos policiales comprobaron que un grupo de personas estaría transportado importantes cantidades de marihuana desde diferentes puntos de la provincia de Sevilla hasta la localidad de Figueres (Girona).

Esta operación ha sido llevada por los equipos de Delincuencia Organizada de la Policía Judicial (EDOA) de las Comandancias de la Guardia Civil de Girona y Sevilla y por el Grupo 2º de la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de la Policía Nacional de Dos Hermanas (Sevilla) y la investigación se inició en septiembre de 2017. En este sentido, ambos cuerpos policiales comprobaron que un grupo de personas estaría transportado importantes cantidades de marihuana desde diferentes puntos de la provincia de Sevilla hasta la localidad de Figueres (Girona).

Los agentes pudieron constatar que los arrestados eran miembros de clan familiar denominado ‘Los Porros’, asentados principalmente en las localidades de Figueres, Dos Hermanas (Sevilla) y Perpignan (Francia), desde donde, supuestamente, «se repartirían, según tiempo y ocasión, una serie de tareas perfectamente definidas para facilitar todos los pasos en el traslado de la droga cultivada, hasta su último escalón: su venta a organizaciones del resto de Europa, principalmente de Francia, obteniendo con ello suculentos beneficios».

Existía un flujo periódico de vehículos de alquiler que, provenientes de Sevilla, accedían a un garaje-sótano de un edificio de viviendas situado en Figueres, estratégicamente situado en una de las principales vías de entrada de la ciudad. Contaban con fuertes medidas de seguridad para no ser detectados, cambiaban habitualmente de vehículos y rutas, para no llamar la atención, llegando en ocasiones a protagonizar huidas entre controles policiales».

La investigación, en fase muy avanzada, se complicó cuando tres de los miembros del citado clan fueron víctimas del tiroteo con armas automáticas, Este suceso hizo recomponer a la banda toda su estructura logística y ‘modus operandi’, «con la consiguiente dificultad para los investigadores en encontrar los nuevos lugares de ocultación de la droga».

El comunicado destaca que tras construir un búnker subterráneo con «entrada camuflada» donde habían realizado plantaciones recientemente, el nuevo centro logístico reunía todas las características de un fortín, ya que se encontraba vigilado permanentemente con personal con armas de fuego dispuestas para su uso para repeler cualquier acción de bandas contrarias. Durante el transcurso de la operación se han desarrollado numerosas

aprehensiones e incautaciones.

Entre ese material incautado, destacan 3.698 plantas de marihuana de diversos tamaños; 280 kilogramos de marihuana; 384.615 euros fraccionados en billetes de diferente valor; una máquina de contar billetes; 13 turismos, varios de ellos de alta gama y dos motocicletas de gran cilindrada, una de ellas robada en Francia.

Los agentes también hallaron tres pistolas municionadas y listas para hacer fuego, así como otra pistola simulada «modificada para hacer fuego real», dos revólveres y diversa munición metálica; un rifle calibre 22LR, un arma larga simulada y una escopeta de caza calibre 12; diversas armas blancas de grandes dimensiones y dos carabinas de aire comprimido y una pistola lanza-bengala. Además, se encontraron cinco balanzas de precisión y joyas de oro, rubís, esmeraldas, zafiros y objetos valorados en más de 100.000 euros.

Asimismo, los agentes hallaron maquinaria para realizar el centrifugado de marihuana con la intención de obtener el polen, que presenta la mayor

concentración de principio activo THC, así como otra cantidad dispuesta para ser procesada y obtener hachís. Igualmente, fue aprehendido un turismo, al cual le habían retirado los asientos posteriores para incorporar garrafas con combustible, a las que incorporaban un sofisticado sistema de bombas para ir rellenando el depósito del vehículo «con lo que podían realizar todo el trayecto desde Sevilla hasta Figueres sin parar a repostar».

cervecería Don-Joselón

La Guardia Civil y la Policía Nacional consideran que con la operación se ha desarticulado este «activo y violento» clan familiar, que durante los últimos años se había hecho muy fuerte en la venta de la droga en Francia.

Comments

comments