Aprobada la propuesta de Toscano de ceder el superávit municipal al Gobierno

Podemos-IU se ha abstenido, PP, Cs y JPC han votado en contra.

El 28 de abril, Francisco Toscano alcalde socialista de Dos Hermanas, remitía una carta a la Ministra de Hacienda, en la que proponía la posibilidad de que los depósitos que ahora tiene la administración local en entidades bancarias privadas puedan ser depositados en el Banco de España para dar liquidez al Gobierno de la nación en una crisis sin precedentes y de impacto mundial.

La Almazara - Salón de Celebraciones

Este lunes después de duras negociaciones y tiras y aflojas, La Federación de Municipios y Provincias (FEMP) ha aceptado el documento de Hacienda que habilita una fórmula para que los ayuntamientos y entidades locales utilicen su superávit. El último documento propuesto por el Gobierno ha logrado un empate en la Junta de Gobierno del organismo que aglutina a los ayuntamientos de España, después de que Unidas Podemos pasara del no a la abstención tras los últimos cambios introducidos en el documento por el departamento de María Jesús Montero. Los representantes del PSOE han votado  y los de PP, Ciudadanos y Juns per Catalunya, no. El empate lo ha deshecho con su voto de calidad el presidente del organismo, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, del PSOE.

El texto aprobado ofrece a los ayuntamientos que pongan sus remanentes a disposición del Estado una aportación de los Presupuestos Generales del Estado de 5.000 millones de euros a fondo perdido e incorpora una «resolución política» de última hora que atiende a las entidades locales sin liquidez, uno de los puntos de más reivindicados por las formaciones políticos.

La Ley de Estabilidad Presupuestaria aprobada en 2012 con los votos de PP, la antigua CiU y UPyD, heredera directa de la reforma del artículo 135 de la Constitución de un año antes, impide a los ayuntamientos, de forma general, gastar su superávit. El departamento de Montero ha buscado una solución para, sin cambiar la ley, dotar a las entidades locales de 5.000 millones de euros entre 2020 y 2021. De forma sucinta, la propuesta consiste en que los ayuntamientos que lo deseen presten al Estado todo su superávit y remanentes de tesorería, unos 14.000 millones en total. A cambio, el Gobierno les devuelve una parte en forma de inyectará de forma directa este año y el que viene esos 5.000 millones. Además, en un plazo de diez años que empezaría a contar en 2022 se devolverá el préstamo íntegro que han realizado los ayuntamientos, con sus intereses correspondientes. Así lo ha explicado el presidente de la FEMP, Abel Caballero, tras la reunión de la dirección del organismo.

El acuerdo entiende que los ayuntamientos podrán usar este dinero en actuaciones que se desarrollen en el ámbito de la agenda urbana, movilidad sostenible, cuidados de proximidad y cultura al objeto de que las entidades locales tengan un papel destacado en la reconstrucción del país tras la emergencia sanitaria.

Según la resolución aprobada, se creará un grupo de trabajo en la Comisión de Hacienda de la FEMP encargado de proponer medidas y actuaciones dirigidas a los gobiernos locales sin remanentes y con problemas de financiación local, además de un «seguimiento detallado» en el ámbito local de la distribución de recursos procedentes de los fondos europeos.

Automóviles Rubio Arroyo

También contempla con cargo a los presupuestos un fondo extraordinario de 275 millones para compensar el déficit de los servicios de transporte de competencia municipal durante la pandemia. Ese fondo se podrá ampliar hasta los 400 millones de euros.

Comments

comments