Seleccionan al Hospital de Valme para las ayudas a la investigación 2021

Rehabilitadores y traumatólogos desarrollarán un estudio sobre la utilidad de la ecografía en el síndrome del túnel carpiano

Un proyecto de investigación del Hospital Universitario de Valme ha sido elegido junto a un total de 27 estudios nacionales en la convocatoria de Ayudas a la Investigación en Salud de la Fundación Mutua Madrileña. Este centro sevillano, el Regional de Málaga y el Reina Sofía de Córdoba son los tres hospitales andaluces seleccionados para recibir esta ayuda, cuyo importe global asciende a 130.000 euros. Se trata de una convocatoria orientada a potenciar la investigación médica de calidad que se desarrolla en España, premiando la edición de 2021 a casi una treinta de estudios que se llevarán a cabo en 24 hospitales y en una universidad de once comunidades autónomas.

La Almazara - Salón de Celebraciones

La investigación del Hospital Universitario de Valme está centrada en el síndrome del túnel del carpo, la neuropatía compresiva más frecuente del miembro superior, que supone el 90% de todas las neuropatías compresivas. La magnitud de esta patología no sólo viene justificada por su elevada prevalencia (3% de toda la población europea), sino por su repercusión laboral y económica al constituir motivo de incapacidad laboral. En este sentido, la línea de investigación profundiza en la correcta valoración de la severidad de los síntomas, la valoración funcional del proceso y en los beneficios de la cirugía al respecto.

El síndrome del túnel carpiano es más frecuente en mujeres y en mayores de 50 años. Se produce por la compresión del nervio mediano en el túnel del carpo, situado en la cara palmar de la muñeca, entre el trapecio y el tubérculo del escafoides (cara externa), el ganchoso y el pisiforme (cara interna), y el ligamento transverso del túnel del carpo (o retináculo flexor) a nivel palmar.

Esta patología está incluida dentro del catálogo de enfermedades profesionales (enfermedades provocadas por posturas forzadas y movimientos repetitivos en el trabajo). Por tanto, el impacto económico que produce es importante por la gran cantidad de recursos en salud que utilizan, no sólo en consultas y medicamentos, sino también en días de incapacidad que generan disminución de la productividad.

Determinación de los beneficios del tratamiento quirúrgico sobre la sintomatología y funcionalidad de la mano afectada

El estudio se desarrollará de forma conjunta por parte del servicio de Medicina Física y Rehabilitación y el servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Universitario de Valme a través del Instituto de Biomedicina de Sevilla. José Antonio Expósito, jefe del servicio de Rehabilitación, es el director del equipo investigador que está compuesto por un total de ocho profesionales: cuatro médicos rehabilitadores (el investigador principal, José Mª Delgado, Carmen García y el residente Marti Peirau), tres traumatólogos (el jefe del servicio Jorge Angulo, Juana Díaz y la residente Athinai Cómez) junto al estadístico Juan M. Praena. Se trata de un equipo con amplia experiencia en la patología a investigar, habiendo llevado a cabo diferentes estudios en neuropatías por atrapamiento, diagnóstico y tratamiento quirúrgico y/o rehabilitador.

Los especialistas en Rehabilitación, expertos en la realización de estudios ecográficos de aparato musculoesquelético y nervios periféricos, serán los responsables de realizar la evaluación clínica y los estudios ecográficos previos a la intervención más las posteriores revisiones. Por su parte, los traumatólogos participantes disponen de una dilatada experiencia en procedimientos quirúrgicos y, de forma específica, en la patología del túnel carpiano. Finalmente, el perfil estadístico ha realizado la estimación de muestra necesaria para este estudio y llevará a cabo el análisis estadístico de los resultados en colaboración con el resto del equipo investigador.

De este modo, durante los dos próximos años estos profesionales estudiarán si, en la afectación de grado moderado/severo, el tratamiento quirúrgico en el síndrome del túnel carpiano mediante liberación del nervio mediano produce una reversión de los cambios anatómicos. Una hipótesis de trabajo que permitirá constatar si esta reversión tiene un impacto directo en la mejoría sintomática y funcional del paciente.

Optimizar el abordaje del síndrome del túnel carpiano mediante evidencia científica

Actualmente, el síndrome del túnel carpiano dispone de un tratamiento conservador para los casos leves o moderados mediante férula e infiltración. Mientras que el tratamiento quirúrgico se reserva para los casos moderados/graves que no han respondido al tratamiento conservador. A este respecto, el equipo investigador plantea un estudio dirigido a valorar si los cambios anatómicos tienen impacto en una mejoría de los síntomas y en una mejora funcional de los pacientes.

Según subraya el investigador principal, José Antonio Expósito, esta línea de investigación tiene como valor añadido la capacidad de optimizar el abordaje de esta patología mediante la ampliación de conocimientos y aportar nuevas evidencias científicas en este campo. A través de este estudio “monitorizaremos la evolución anatómica del nervio mediano, el tiempo en que se produce la reversibilidad de las alteraciones del mismo y la identificación de las características de los pacientes que presentan una mejor evolución para optimizar las indicaciones y pronósticos desde su valoración inicial”.

Destacar que esta línea de investigación se enmarca en las estrategias del Plan Andaluz de Enfermedades Reumáticas y Musculoesqueléticas (PAERME) en una doble vertiente. Por un lado, en la promoción de la investigación para incrementar la calidad asistencial orientada a resultados en salud, y por otro lado, en la priorización del desarrollo de gestiones para mejorar la atención en los procesos que con mayor frecuencia provocan incapacidades profesionales.

Bar Molí

El acto de entrega de la XVIII Convocatoria de Ayudas a la Investigación en Salud de Mutua Madrileña se ha celebrado en el auditorio de esta entidad, en la capital de España. Para recoger la ayuda concedida al hospital sevillano se han desplazado los jefes de los servicios de Rehabilitación y Traumatología, José Antonio Expósito y Jorge Angulo, respectivamente. El acto ha estado presidido por su presidente, Ignacio Garralda; el presidente de su Comité Científico, el doctor Rafael Matesanz; y el que fuera jefe del Servicio de Microbiología y Enfermedades Infecciosas del Hospital Gregorio Marañón, el profesor Emilio Bouza. Los tres han estado acompañados por los investigadores principales de los diferentes estudios seleccionados para las ayudas.

Comments

comments