La feria encara su recta final con buenas previsiones de afluencia de público

Un año más la feria vuelve a tener una gran cantidad de asistentes a pesar de las gotas que cayeron en la tarde de la jueves. 

Al igual que el jueves de feria, los trajes y los caballos protagonizaron el viernes y el sábado. Abundaron la gran cantidad de caballos y sus coches que paseaban por el Real. Ambos días empezaron tranquilos y acabaron así, sin ningún tipo de altercado, sin lipotimias y en definitiva sin ningún tipo de problemas.

El frió fue el protagonista el jueves, cosa que no estamos acostumbrados a ver en mayo. Sobre las 7 de la tarde se produjeron algunos chubascos muy moderados e irregulares que en ningún momento interrumpieron la actividad del feriante, ni los paseos, ni los bailes ni las ganas de pasarlo bien. Fueron lluvias débiles provenientes de algún que otro nubarrón y que estuvieron acompañadas con buenos momentos de sol. He aquí cuando se vio ese colorido especial de la nuestra donde se vieron más caballos de lo habitual  y sobre todo los vestidos de gitana, los protagonistas de que la feria brille con luz propia.

Punto y Aparte de Dos Hermanas

Ayer, tras una tarde tranquila, cayó la noche, donde la asistencia aumentó de manera notable y de manera gradual. La noche fue menos relajada pero tampoco dejó rastro de ningún conflicto o incidencia. Al igual que la tarde dejó rastros de niños divirtiéndose, paseos de caballos, sevillanas y demás, a la noche le llegó el turno del ajetreo en las casetas, de largas colas para entrar a ellas y los muchos bailes (sevillanas, rumbas, bailes modernos, música habitual de discoteca…). Aquí llegó el momento de la “otra feria”, la feria nocturna, con un ambiente más juvenil que el de la tarde. La gente abundaba en masa en las casetas debido al frió de anoche.

Un día más hemos visto un ejemplo de feria que ha cumplido con creces el objetivo, que es pasarlo bien y disfrutar. La fiesta nazarena afronta ya su tramo final en el día de hoy domingo donde se espera otra buena gran afluencia tanto del pueblo nazareno. Se espera que el día de hoy sea también pacifico y sin altercado aunque es inevitable que produzcan peleas absurdas causadas sobre todo por el exceso de copas que por otros motivos.

Pizzería La Pontana Dos Hermanas

Este año no está siendo el ejemplo de una feria conflictiva sino más bien ejemplar en el aspecto de la diversión y la alegría. Con ello, se espera que los días que restan protagonicen unas buenas jornadas de diversión y que los nazarenos disfruten hasta que “el cuerpo aguante”, como se suele decir. Hoy finaliza la feria con el tradicional castillo de fuegos artificiales a las 22:30.

Comments

comments