Matute: “Me gustaría que el andar de Jesús Humillado sea con un paso largo, racheado y pausado”

Víctor Fernández/Carlos Díaz

José María Muñoz Gómez “Matute” (46 años) ha sido el elegido por la Hermandad de la Sagrada Cena para ponerse al mando del paso de Jesús Humillado este Jueves Santo de 2018. Costalero de la Hermandad de Pasión en Dos Hermanas y las Hermandades de la Estrella, Pasión y Muerte y la O en Sevilla, se muestra muy ilusionado por esta oportunidad que se le presenta frente al martillo de la hermandad nazarena.El costalero y ahora también capataz ha querido compartir unos minutos con Cadena DH para contarnos su experiencia y hablarnos sobre la novedad de la Semana Santa de 2018, el paso de El Humillado.

¿Cómo surge esa oportunidad de poder sacar al Humillado después de tantos años de ausencia en las calles de Dos Hermanas?

Ya el año pasado mantuve una conversación con Juan Bando, Hermano Mayor de la hermandad de la cena, y me transmitió que ha recibido noticias mías de cofrades de muchos años, también es verdad que sabía que yo no había sido capataz nunca pero que le habían hablado de mis conocimientos, que pueden ser como los de cualquier costalero. El año pasado me lo propuso demasiado cerca de la Semana Santa, entonces no me atreví a dar el paso porque era comprometer a la gente de manera muy precipitada. Entonces le comenté que el año siguiente hablaríamos si él quería. Cuando acabó la Semana Santa no recibí ninguna noticia, y ya pensaba que se había quedado en el olvido y que iba a ser agua pasajera. A finales de enero recibí una llamada para comentarme que la Hermandad tiene la inquietud de sacar el Cristo del Humillado ya que era el último año de la actual junta de gobierno en el cargo. Yo creía que iban a volver a ofrecer lo mismo que el año pasado, pero al llegar me encontré con la sorpresa de que me ofrecieron el martillo del segundo paso de la Hermandad.

¿Nos puede detallar un poco cómo va a ser la forma de trabajar por parte del cuerpo de capataces?

La forma es la que he ido aprendiendo durante todos estos años de los capataces con los que yo he podido trabajar. He ido cogiendo cosas de todos, he visto muchas maneras de igualar, de hacer ropa, de andar,… muchas cosas que pienso que en Dos Hermanas han estado un poco olvidadas y que son muy importantes a la hora de conformar una cuadrilla. Personalmente la igualá es super importante, que la gente tenga la ropa muy bien hecha, todo el mundo callado debajo del paso y atento a la voz del que va mandando en ese momento. Hay gente que va a empezar ahora y que viene con muchísima ilusión, gente hasta incluso de fuera de Andalucía. Hay un muchacho de León que me ha dicho que él siempre ha cargado los pasos desde fuera, como en andas, pero nunca he trabajado como costalero, la verdad es que tengo esa inquietud. Y, por supuesto, enseñarle a todo el mundo los conocimientos que he ido adquiriendo a lo largo de los años que he estado de costalero.

cervecería Don-Joselón

Has comentado que es tu primera andadura dentro del mundo del martillo, pero los profesores que has tenido no han sido malos, ¿no?

La verdad es que tengo el orgullo de haber tenido en mi vida muy buenos maestros de los que puedo disfrutar de ellos. Un grandísimo amigo mío como es José Luis Lobato me permitió estar con él en la Virgen del Refugio de Jerez como auxiliar durante seis años. También la familia Ariza, que es la familia de capataces más antigua de Sevilla. Por supuesto no se me puede olvidar mi amigo José González Mije que me ha dado la oportunidad de volver a lo que fueron mis principios, porque yo comencé mi andadura en el mundo del costal en la Virgen del Amparo de Dos Hermanas con Pedro Sánchez Lara. Con Manuel Vizcaya saco Pasión y Muerte y el Cristo de Las Penas y con la familia Ariza el Nazareno de la O.

¿Cómo fue ese primer ensayo?

Estaban todos los costaleros muy dispuestos y deseando aportar cada uno su granito de arena para que todo saliera bien. Mi cuerpo de capataces, compuesto por Rafael Barrasa como segundo capataz y Oscar Centeno, Jesús Muñoz y Felipe Caballar como auxiliares, son un gran apoyo para transmitir todos los conceptos a los costaleros.

¿Cuál va a ser el estilo de andar del Señor Humillado este año?

El estilo quiero que sea un paso largo racheado y pausado, un paso que no sea de correr. Esta fue mi idea desde el principio y así se lo quise transmitir a Juan Bando. Desde la primera reunión que tuvimos me dieron total libertad a la hora de realizar las cosas a mi manera. Estuvimos barajando varias formas de levantar pero seguramente realicemos unas ‘levantás’ a pulso aliviado pero, al igual que al andar, pausado, una subida continua.

¿Qué opinas sobre la afición de esta ciudad acerca del mundo del costal?

Pienso que para lo cerca que estamos de la capital, el pueblo debería tener mas “boom”, no tiene y además cada uno es de su hermandad aunque yo eso lo respeto. Somos muy nuestros, el que es de Amor y Sacrificio es costalero solo de esa hermandad salvo excepciones. Yo lo respeto pero yo además de tener mi titular y mis imágenes por las que siento devoción estoy en el sitio por el oficio y por lo que me gusta. Hay gente que a lo mejor no lo mira como oficio pero si como sentimiento, es decir, mi hermandad, mi barrio y se acabó y el jueves santo me voy a la playa. Esa no es mi filosofía de la Semana Santa. A mí me gusta ir a probar a otros sitios.

¿Eres hermano de alguna hermandad de aquí?

Mi Hermandad de cuna es la de Cautivo, donde mi padre fue Secretario, mi hermano Agustín, que en paz descanse, también fue Teniente Hermano Mayor de la Hermandad. Mi hermano Juan José, que actualmente es el Presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías, ha sido Tesorero y Teniente Hermano Mayor de Pasión en los Mandatos de José Manuel Zamora.

¿Cambiarías algo de la Semana Santa de aquí entonces?

Yo le daría más vida aún, probaría más hermandades siempre y cuando las cosas se hagan como se deben hacer, engrandecería aún más la semana Santa de Dos Hermanas que pienso que para el número de habitantes que tiene hay pueblos que en el tema de la Semana Santa no es que nos sobrepase de ninguna manera pero al haber tantos no quiere decir que sea todo bueno. Si que es verdad que aquí todo lo que tenemos es bueno, es poco pero es bueno, aunque pienso que podríamos tener algo más.

Punto y Aparte de Dos Hermanas

¿Costal o martillo?

El costal, sin duda alguna. Lo que yo he disfrutado en el mundo del costal ni lo he disfrutado ni disfruto con el mundo del martillo. El mundo del martillo me encanta pero es que 32 años sacando cofradías y esto llegará un momento en que se acabe y si tengo que ver los pasos desde la acera porque no esté capacitado para llevar un martillo lo haré aunque eso ya se verá este año y en los años venideros pero lo que yo he disfrutado con el costal no lo voy a disfrutar con el martillo, para mí está clarísimo.

¿Cuál es la Hermandad por la que has sentido más devoción?

En Dos Hermanas, por ser la primera en portarla en mis hombros, es la Virgen del Amparo y hoy día esto es una cosa que conforme va pasando el tiempo le vas cogiendo más cariño a los titulares estando debajo de ellos. He estado en el nazareno de La O hace 9 años pero para mí es una cosa que a no ser por una lesión o algo no dejaría de sacarlo. Gracias a Dios, ahora estoy bien físicamente y para mí sería impensable ahora mismo dejarlo. Si os estoy diciendo esto del nazareno de La O, en la cual llevo 9 años, imaginaos en la de La Estrella de Triana que llevo 17. Entonces eso ni se pasa por la cabeza dejarlo a día de hoy, si mañana tengo una lesión, problemas familiares o trabajo tendría que dejarlo con todo el dolor de mi corazón pero ni me lo planteo ahora mismo.

También has estado en el mundo de la música, cuéntanos

Estuve en dos etapas, la primera de 15 años como fundador de Presentación al Pueblo de Dos Hermanas jnsto al actual director Luis Palacín y muchos más. Yo fui fundador en el año 88, en mayo. Después estuve desde 2010 hasta 2014 desempeñando el cargo de subdirector de la banda junto a Luis también.

¿Que instrumento tocabas?

Yo he tocado siempre percusión, el bombo, con “Rafalito”. Tengo muy buenos recuerdos de esa época. Los primeros 15 años fueron como músico a pie de calle y en los últimos 4 desde la dirección de la banda, ayudando a Luis. Más en lo institucional que en lo musical. Me falta saber de música pero nunca me ha dado por ahí, ni por estudiarla, siempre ha sido afición y no por convertirme en profesional.

¿Alguna vivencia que no cambias por nada?

Todo lo que he hecho y hago. Debajo del Señor de las Penas tengo muchas vivencias pero esto es algo que me encanta y como oficio pues tengo vivencias debajo de todos los pasos .Si me tengo que quedar con alguna me quedo con mi Domingo de Ramos, que es algo que ni puedo explicar y es algo fuera de lo normal. Estoy deseando que llegue el domingo, como quien quiere que llegue cualquier día que juega el Betis o el Sevilla, para ver los antifaces morados y azules de La Estrella por la calle San Jacinto.

Comments

comments