Unos narcos embisten a una patrulla de la Policía Nacional en Dos Hermanas

Tres agentes han resultado heridos en una peligrosa intervención que arrancó cuando quisieron identificar a los ocupantes de un vehículo.

Imagen de Abc de Sevilla.

Según informa Abc de Sevilla, esta madrugada, tres policías nacionales de la comisaría de Dos Hermanas han sufrido en sus propias carnes la violencia de los narcotraficantes. Al parecer, los agentes sorprendieron a dos hermanos, integrantes de un conocido clan de narcotráfico local, cuando presuntamente se dirigían a cerrar un negocio. Los narcos trataron de deshacerse de la mercancía antes y para ello no dudaron en escapar a toda velocidad con su vehículo y embestir a la patrulla para abrirse paso.

Pajarería-Semillería Albano

La actuación policial, adelantada este sábado por la agencia EFE, se ha saldado, por ahora, con la detención de cinco personas, según han confirmado a ABC fuentes policiales. Tres son hermanos y miembros del mismo clan familiar. La investigación está abierta y no se descarta que aumente el número de arrestados.

Los hechos ocurrieron esta pasada madrugada, cuando los agentes intentaron identificar a los dos ocupantes de un coche que estaba parado y con las luces apagadas cerca de una zona caliente de compra-venta de drogas. Al acercarse los agentes a la altura de la ventanilla, el conductor puso el coche en marcha y arrancó a gran velocidad, provocando que uno de los policías se golpeara contra una puerta metálica. A pesar de que salieron huyendo, los funcionarios policiales pudieron identificar a dos hermanos, conocidos por su pertenencia a un clan de traficantes. Entonces, tal y como señala Abc, la patrulla salió detrás del vehículo de los sospechosos, que no dudaron en poner en práctica maniobras agresivas para dar esquinazo a los policías. Incluso llegaron a golpear el vehículo policial en plena marcha para sacarlo de la carretera.

La persecución duró una media hora, según las mismas fuentes policiales consultadas; un tiempo en el que llegaron a poner en riesgo a varios peatones, entre los que había menores. Los agentes pidieron refuerzos y una patrulla se cruzó en el camino para frenar en seco a los traficantes, que no dudaron en embestir al vehículo policial.

Los sospechosos consiguieron llegar a una vivienda y allí entregaron un paquete a una mujer que resultó ser su hermana. Cuando los funcionarios trataron de acceder a la casa, la mujer que acababa de recibir la mercancía se enfrentó a los funcionarios. Le dio un puñetazo y arañó la cara a uno de los agentes, provocándole una lesión en el labio.

sufondos.es

En ese momento, tal y como explica Abc, el conductor del coche sacó una katana para amenazar a los agentes mientras que su hermano se enfrentaba a otro agente. En total, tres funcionarios resultaron heridos leves, según fuentes policiales. La Policía tuvo que sacar como pudo a los tres hermanos y abandonar la vivienda donde había más miembros del clan «muy agresivos». Horas después practicaba dos detenciones más y no se descarta que se produzcan más.

Comments

comments