Trasladan de cárcel a la doble asesina de Vistazul por amenazar a otras presas

Joyce ha tenido incidentes con otras reclusas y las tenía asustadas y amenazadas, por lo que ha sido trasladada desde la cárcel de mujeres de Alcalá de Guadaíra

Según informa Diario de Sevilla, Joyce Greyce G.S., la mujer que se encuentra en prisión preventiva por el presunto asesinato con ensañamiento y alevosía de sus dos vecinos, ha sido trasladada desde la cárcel de mujeres de Alcalá de Guadaíra por sus amenazas a otras reclusas. La mujer mató a sus vecinos después de varios años de conflictos vecinales derivados del refugio para gatos que regentaban las víctimas. Fuentes del caso informan de que Joyce, que es de complexión fuerte, había tenido incidentes con otras reclusas y las tenía asustadas y amenazadas, por lo que ha sido trasladada a otro centro penitenciario.

Bar Molí

Joyce está acusada del asesinato de Manuel S.D. y Cristina A.G., a los que primero atropelló con su coche, luego golpeó con una piedra y finalmente les causó las heridas definitivas con un cuchillo de cocina de 14 centímetros con el que les apuñaló en zonas vitales. La causa que instruye el juzgado 4 de Dos Hermanas está a la espera de la evaluación psiquiátrica que deben presentar  los forenses, para lo que han solicitado una nueva entrevista con ella y volver a analizarla. Una vez que presenten su informe, la Fiscalía, la acusación particular y la defensa presentarán su escrito de calificación y el caso será remitido a la Audiencia Provincial para celebrar un juicio con jurado.

Joyce, de 42 años y nacionalidad brasileña, mató a sus vecinos a las 14 horas del 24 de julio de 2020 en la urbanización Vista Azul, después de varios meses de disputas vecinales por el refugio de medio centenar de gatos que regentaban. La defensa alegará previsiblemente las atenuantes del consumo de drogas de la acusada y que había dejado de tomar su medicación contra la depresión.

sufondos.es

Poco antes del crimen, Joyce había llamado a su ex pareja para pedirle que se ocupara de sus dos hijos de 12 y 14 años “si ocurría algo importante”, como así sucedió. Tiene además otra hija mayor de edad. Sus peticiones de libertad fueron denegadas por el riesgo de fuga a Brasil y para “tranquilidad y sosiego” de los vecinos que deben declarar como testigos.

Comments

comments