Los detenidos del caso “Suizo” pasan a disposición judicial el viernes

La policía ha enviado a analizar dos martillos que han encontrado en los registros llevados a cabo en las viviendas

Los dos detenidos por el caso Suizo, la esposa Tamara N.B y Clemente, pasarán a disposición judicial mañana viernes donde se les tomará declaración y el juez decidirá si envía a prisión a ambos a la espera de juicio.

Según ha podido confirmar este medio, la policía ha encontrado sendos martillos macizos durante los registros llevados a cabo en las viviendas donde vivían juntos y en la de Clemente en Los Quintillos, que han sido enviados a analizar por si pudieran ser alguno de ellos el objeto utilizado para golpear mortalmente a la víctima. Ambos detenidos durante todo el proceso hasta la detención sabían que estaban siendo vigilados por la policía, algo que no ha impedido su detención, de hecho procuraban no hablar por teléfono. La policía colocó micrófonos en la casa que vivían juntos y tenía conocimiento de que ambos prepararán una coartada, en este caso supuestos problemas físicos. De hecho, la detenida en la primera toma declaración ante el juez, la cual rechazó hacer por consejo de su abogado de oficio, se mostró tranquila, aunque aseguraba que se encontraba mareada.

Según ha podido también confirmar este medio, Clemente vivía anteriormente con su esposa en la barriada de Consolación, la cual abandonó para irse a vivir a Los Quintillos donde inició la relación con Tamara y finalmente tras el asesinato de Rafael, irse con ella a vivir a Entrenaranjos. Clemente sufrió un ictus hace años, lo que le dificicultaba andar y por eso se ayudaba de una muleta.

Numerosos amigos y del entorno de la víctima fueron llamados a declarar, otros acudieron de manera voluntaria, la policía descartó el movil del robo, en el momento de ser encontrado, Rafael mantenía todos sus objetos personales, incluso su coche permanecía estacionado en el mismo lugar. La declaración de los amigos y el visionado de las cámaras del local de copas descartaron también una posible trifulca. El perfil de la víctima, nada conflictivo y ajeno a problemas con la justicia descartaron también un posible ajuste de cuentas. Todas las alarmas se dispararon cuando tomaron declaración a Tamara y concurrió en varias incongruencias, eso e irse a vivir con Clemente a los pocos días de fallecer Rafa terminaron de ponerla en la lupa de los investigadores.

Tras dos meses de ardua investigación acabaron el pasado martes con la detención de ambos.

Comments

comments