La escritora nazarena ‘Warhorse’ trata la obsesión amorosa en su nuevo libro


La estudiante nazarena de 19 años, Ana Pérez con nombre artístico Warhorse ha presentado su libro Cartas azules a corazones rojos donde trata el tema de la obsesión amorosa. Se trata de poesía contemporánea basada en su historia personal en su etapa de adolescencia. Ana se encuentra en el final del Bachillerato en vistas a cursar la carrera de Arqueología. Actualmente, los ejemplares pueden adquirirse en Amazon.

Warhorse

¿Cómo surgió Carta azules?

Surgió de la experiencia, me pegué durante tres años viviendo el libro y cuando pasó esa etapa me pareció muy buena idea sacarla a la luz para que la gente supiera que no era algo particular el que se obsesionen con una persona hasta tal punto. 

¿Tu experiencia fue plasmada directamente en el libro? 

Si, mi experiencia es totalmente plasmada. 

¿Qué podríamos encontrar?

Pues podemos encontrar una evolución desde el pensamiento de que esa persona es lo más importante del mundo, una idealización tal que se desborda hasta llegar al punto en el que me di cuenta del daño que me estaba haciendo y lo destruida que acabé después de tres años de solamente pensar en una sola cosa, en una sola persona.

¿En tu historia, una de las dos personas va perdiendo su energía en favor de la otra?

Si.

¿Qué otros temas podemos encontrar?

Podemos encontrar sobre todo la pérdida de las ganas hacia cualquier otra cosa, no solamente obsesionarse con algo sino el perderle importancia al resto de cosas como hobbies, deberes, amigos, familiares y cualquier cosa, incluso a ti mismo, y ese es el problema principal.

¿Una historia como esta deja secuelas para toda la vida?

Si, las deja.

¿Para quién va dirigida tu historia ,además del público adolescente, hay otro sector que puede leerla y sentirse identificado/a?

Pienso que podría ir dirigido también a todas aquellas personas no solo afectadas en temas de amor sino para las que han perdido la fe en ellas mismas y han creído que ya no importan y solo les importa lo que les obsesionan, ya sea una persona, un trabajo y creen que es lo más importante en su vida cuando no es así.

¿Se ve el transcurso de la parte más “bonita” de una relación hasta la peor parte?

Si

¿Cómo explicarías dicho cambio?

Pues se podría explicar partiendo de unos poemas muy bonitos y esperanzadores hasta evolucionar a que todo pasa a ser como sueños o esperanzas y preguntas de “¿ Y si no solamente soy yo la que le está pasando eso sino que la otra persona también lo esta viviendo y no soy yo la única obsesionada?” Realmente es tu cabeza la que juega contigo. 

¿Tu historia nos manda un mensaje de esperanza?

Si, nos manda un mensaje de que al final aunque todo parezca muy negro lo importante es amarse a uno mismo sobre cualquier otra cosa que uno vea.

¿Hoy día nos sentimos más de uno/a identificado con tu relato?

Si.

¿Cómo pueden acoger la gente adolescente la obra?

Pues tengo dos opiniones muy distintas, una de ellas es que puede atraer a mucha gente que se sienta muy identificada y haya vivido la situación y gente que no le guste para nada el libro porque o bien le recuerde precisamente que ha vivido eso o bien no entienda que es lo que ha pasado porque afortunadamente nunca ha vivido esa situación.

¿Encuentras una solución a todo lo que planteas?

La solución es pasar la etapa y aprender, tanto viviéndolo como no viviéndolo, que no todo es tan malo como parece. Siempre hay una salida después cada cosa. 

¿Cómo definirías el paso y el cambio desde lo mejor de una relación a la parte más oscura?

Yo creo que el cambio mas grande es el tiempo, no es lo mismo estar obsesionado con alguien durante un mes o durante dos que estarlo durante tres años seguidos en la que tu única meta es que te mandara un mensaje, que te llamara, quedar con el, verle en la calle o ir a los sitios que frecuenta para intentar ir. Al final, pasando el tiempo, ves que las cosas evolucionan, que tus amigos son los que no te llaman y tu te quedas solo y te das cuenta que eres tu el que se queda encerrado y no evolucionas igual que los demás.

¿Cómo se convierte una persona en obsesiva?

Yo creo que es por falta de algo, falta de amor o falta de respeto hacia uno mismo o también por falta por madurez, que es lo que a mi me pasaba en ese momento. 

¿Le puede servir tu libro a una persona de cincuenta o sesenta años más qué a un adolescente? ¿Puede hacerle recordar alguna época similar del pasado?

Es posible, aunque esta historia va dirigida a la etapa que yo viví en la adolescencia, no quito que personas adultas les puede pasar exactamente lo que me pasó a mi, porque desgraciadamente o por suerte, el amor no se dirige solamente a una etapa y esto puede pasarle a cualquier persona y en cualquier momento de su vida.

¿Nos cuentas la explicación del título?

Cartas azules se refiere a los poemas que tenía escritos en la libreta. Originalmente, lo que viene aquí son poemas que yo escribía y los dirigía más bien como una carta diaria a lo que yo iba sintiendo. Esto es un resumen muy resumido de todo ello. Me refiero a cartas azules y lo vinculo con la rosa azul porque en la rosa azul se simboliza el romanticismo no el amor, no son cartas de amor. Y los corazones rojos los dirijo a aquellos corazones que han sentido o sienten realmente lo que es querer a alguien o lo están experimentando ahora.

¿Alguna parte del libro que te gustaría resaltar por encima de cualquier otra?

La mejor parte para mi es el final, me encanta. Ya no es el acompañamiento de las ilustraciones, que es algo magistral y precioso, sino por el texto final, porque para mi es como la pedida de auxilio final. Ya se lo que me pasaba, ya se lo que me había pasado y ya se que todo lo que había pasado en grandísima parte es por mi culpa y necesito ayuda para volver a quererme a mi.

¿Qué mensaje le mandarías a las personas que han vivido una situación similar a la tuya?

Pues que la mejor compañía que pueden tener es el tiempo, el tiempo para darse cuenta de lo que han vivido y de que precisamente hay tiempo para reconstruir lo que ha podido destruir una obsesión, tanto reconstruir amistades y pasar de largo y reconstruir nuevos hábitos tanto para volver a sentirte tu mismo.

¿Tienes entre manos algún proyecto similar o de otro tipo?

Otro proyecto similar no creo porque ha sido mi cierre en poesía aunque aún no estoy segura. Proyectos distintos si, de hecho tengo entre manos ahora mismo terminar una novela que es bastante más extensa y dos manuscritos más que tengo terminados pero que necesito repasar antes de publicarlos.

¿Animarías a la gente que ha vivido lo mismo a plasmar su historia sobre el papel?

Si, es un gran método para poder sanar poco a poco, para ver como evoluciona lo que tu piensas y lo que sientes y que al cabo de un tiempo puedas releer todo lo que ha pasado y aprender de todo.

Comments

comments